Costura a domicilio

Costura a domicilio
© Eduardo Frias Etayo

lunes, 14 de enero de 2008

Historias Breves I

NACIMIENTO Y DECADENCIA DE LA ILUSTRACIÓN

Se declaró por decreto el Estado de Ilustración Filosófica para el país. En la sala de cada casa, además del consabido sofá para las visitas, la mesa de centro, cuya única utilidad radica en servir de soporte a las tazas de café vacías y hacer tropezar, y la poltrona de la abuela, ahora hay también un librero. El gremio de los carpinteros e hijos de carpinteros se declaro totalmente a favor del gobierno debido al aumento de trabajo y remuneraciones con la socialización de las salas hogareñas. La dinámica del lenguaje también se enriquece para gusto de filólogos. La gente no se queja por la falta de transporte, lo explica con la creciente demanda ante una insuficiente oferta. Subir una escalera de caracol en un solar se convierte en una metáfora dialéctica. El conductor del, milagrosamente funcionando, transporte público exige se le de valor de uso al timbre de la puerta, contribuyendo así al cuidado de la propiedad social.
El problema fundamental de la filosofía llevado a planos domésticos: ¿qué es lo principal materia o espíritu? El enfrentamiento con mayúsculas. Tomando conciencia de la materia del problema, y ante la directiva de ilustración del espíritu o de la conciencia, se impone la materia y lo espiritual se retira derrotado, pero no vencido, a los cuartos del fondo, o a los viejos cuartos de herramientas del patio. Mientras, los libreros de las salas se van llenando de tratados y tomos filosóficos –largas genealogías que emparientan grecos, germanos y eslavos, y algunas ramas ya extintas de galos y sajones. Tratados de filosofía alemana que revisan y amplían sofismas griegos. Tomos de Marx que revisan y amplían los conocimientos de los alemanes (los anteriores a él, los posteriores se dedicaron a otros campos como la política e inventos con gas y hongos). Junto a los tomos de Marx, tratados de Lenin que los revisan. Un poco hacia la derecha -del librero-, panfletos de un tal Konstantinov que revisan y simplifican todos los anteriores. Incluso se puede hallar alguna obra local sobre los dramas de Konstantinov en versión libre con sol caribeño y proletarios, que son conocidos por guajiros. En alguna que otra sala de casa de vecino podemos encontrar hasta obras futuristas de ingeniería que incluyen capítulos como Demolición de muros de carga y sus consecuencias en otras estructuras.
Eran obras futuristas y la Ilustración no le dio mucho peso al género de ciencia-ficción, habían olvidado la infancia y las lecturas de uno de los extintos galos, algo como Vierne… Y los muros se demolieron, el argumento utilizado fue el de la estética y las malas traducciones de los graffiti en alemán. El único problema era que el muro sí era de carga y afectó otras estructuras, como la de la Ilustración filosófica. Sin muro fue casi imposible proteger la materia de los ataques de la conciencia. Fantasmas y espíritus comenzaron a rondar las casas avanzando inexorablemente hacia las salas. El espíritu se convirtió en un peligro a nivel estatal. Entonces el Estado dictó una bula en la cual decretaba la Ilustración Espiritual.
En las salas de las casas, los libreros se convirtieron en estantes, y para no promover el malestar en el gremio de los carpinteros ante la transformación de sus obras, se ordenó poner en los ex-libreros un retrato del hijo de un carpintero.






SEXO ORAL

Soy un tipo de cuarenta con el sabor a mierda en la boca que deja la resaca de cerveza a los cincuenta. Ella es ella. Justo después de cruzar el umbral me dijo que le encantaba el sexo oral, y tras esa aclaración se pasó la noche hablando de sexo.
Fuimos del pragmatismo hindú, al dios del amor lo llaman Kama, al refinamiento griego, que pone al Amor como compañero de la Psique. Yo estaba por el hinduismo, ella por el clasisismo greco-latino.
_ Eduardo, hay dos tipos de mujeres, las putas y las prostitutas, tal vez sea la forma más cruel de decirlo, pero me gustaría que me consideraran puta. Las putas son las que hacen el amor por el solo placer de disfrutarlo, las otras siempren requieren un pago. Y no hablo de pago en dinero, eso es superfluo. Existe la que te cobra obligándote a dejar de beber, la que le exige a la pelirroja amante que no mire los labios de la trigueña del bar, la que clama por fidelidad absoluta, la que te pide que te afeites, la que quiere ser enterrada al lado del marido, aun cuando este no tenga intención de morir, la que recalca aquello de que hasta que la muerte los separe... siempre hay un pago.
Justo en ese punto me quedó la duda entre puto y prostituto, lo de proxeneta lo borré de mi diccionario, término caduco, más bien nunca existió. Matriarcado interminable. El machismo solo es un escudo superficial para ocultar la fase comercial de los pagos, realmente siempre pagamos. Ganaron los griegos, psiquis sobre amor, posición clásica. Abstracción sobre pasión. Moral sobre deseo, y hay hasta quien lo disfruta.
Nada de caricias, literalmente oral nocturno. Aprendí que el hacer el amor como las diosas no implica un sexo genial, sino despreocuparse con toda la altivez olímpica del que se queda clavado en tierra. Hacer el amor como las diosas, sin importar las guerras que provoque. Transmitir, transmutar, narrar, mitificar el sexo. Oral, sexo verbal. Al principio era el Verbo, y la palabra se hizo carne.
Siempre hay un pago, y desapareció dejándome con el clásico sexual desamparo y una hinduista kama vacía.

1 comentario:

azpeitia dijo...

Eduardo, fantástico, original, me lo leo de un tirón y consigues una sonrisa afirmativa en mi rostro.
Te incluyo en mi blog, para que te lea toda la gente que entra en el mismo. El listado está a la derecha, donde dice todos lo que están embarcados en el barco pirata "Galerna", te quiero tener cerca para seguir leyendote, insisto eres fenomenal...un abrazo desde ya tu amigo ...si me aceptas....azpeitia