Costura a domicilio

Costura a domicilio
© Eduardo Frias Etayo

sábado, 30 de agosto de 2008

Mashenka (sin el oso) ataca de nuevo

Este 28 de agosto, además de los sucesos del Protestodromo que acapararon la atención internacional y de parte de la capital (estoy seguro que en el interior de la Isla pocos se enteraron, es tan buena la prensa), otros cubanos también fueron noticia. En este caso no hubo represión sino premiación. Polina Martínez Shviétsova, miembro de esa generación híbrida de padres cubano-rusos (y léase no solo rusos, ex campo socialista en general) y que tantos buenos escritores y artistas como Anna Lidia Vega Serova, Andres Mir, Liudmila Velazco, Hanna G. Chomenko y otros, fue la ganadora de la 7ma. edición del Premio Iberoamericano de Cuentos Julio Cortázar.
Martínez Shviétsova, residente en Ciego de Ávila, obtuvo el galardón por su obra Skizein (Decálogo del Año Cero). Según el jurado, la autora desarrolla la fórmula del misterio, que para ella es la locura, a partir de una declaración inquietante de Federico Nietzche.
Pues a Polina y a todos esos amigos de esa generación que no sólo trajo muñequitos un abrazo enorme.

2 comentarios:

Heriberto Hernández dijo...

Amigos, si se pudo doblegar a la dictadura, exijamos nuestro derecho de ayudar nuestros familiares y amigos en democracia.

http://laprimerapalabraque.blogspot.com/2008/09/el-pueblo-cubano-necesita-ayuda.html

No se trata del levantamiento del embargo u otros temas políticos en los que podemos discrepar, se trata del hambre y la desesperación de nuestros familiares y amigos, desamparados por un gobierno irresponsable que no privilegia el bienestar de su pueblo. Unámonos, demostremos una vez más la fuerza de nuestra opinión.

TIROFIJO dijo...

http://tirofijomalanga.blogspot.com/2008/09/disuadir-dos-comentarios-y-una-nota.html