Costura a domicilio

Costura a domicilio
© Eduardo Frias Etayo

sábado, 8 de marzo de 2008

A Frank, a Osmany, a los amigos…
He quedado inmortalizado, no como poeta
sino como personaje del poema de un amigo
mucho mejor poeta
He quedado atrapado, personaje borroso,
destinado a ser una opacidad perenne entre una cerveza y un semáforo
El semáforo inmortalizado en el poema
quedó atrapado en la, a su vez, inmortalizada ciudad.
El amigo Creador Todopoderoso del Poema, que de vez en cuando nos visita,
me inscribe para siempre en esa ciudad determinada
ubicado geográficamente a treinta centímetros de una lata de cerveza
y a quince metros del semáforo que impedirá
por toda la eternidad el tráfico de los que viajan hacia el este.
Osmany, otro personaje perpetuado en la misma mesa
junto a la otra cerveza, tal vez la misma
desentendido del semáforo
del estático tráfico
de mi personaje
intenta derrotar a la ciudad interminable eternizándola en un poema
que escribe dentro del poema
El tercer personaje, mi amigo, El Creador Todopoderoso del Poema
aprovecha su ubicuidad para escapar de todas las ciudades.

1 comentario:

bustrófedon dijo...

Diste en el clavo.

Hay otro personaje: el que crea a tu amigo todopoderoso. Y otro más, el que crea al creador de tu amigo. Y así, hasta el infinito…

Dame un timbrazo, que se me ha traspapelado tu número.

Un abrazo desde la esquina de Belascoaín y Neptuno